Make your own free website on Tripod.com

Rev. Florencio Castro Olivarría

Nació el 15 de abril de 1920 en el poblado de Esperanza, Sonora, formando parte de esa gran familia junto con nuestro Hno. Apolinar Castro Olivarría. Aceptó al Señor en el año de 1949 y fue bautizado en el Espíritu Santo en el mes de septiembre de ese mismo año, iniciándose también en ese entonces en el Ministerio de la Predicación, dejando su trabajo secular por entregar su servicio a Cristo.

                   En Compañía del Hno. Fidencio Tirado, empezó a Predicar en los campos de los alrededores de Cd. Obregón, Son., como Providencia, Agostadero, El Portón, La Tinajera, etc. y desde entonces nuestro Hermano pastoreó en 1951 la región del Oviáchic, y en 1952 la Iglesia de Plano Oriente.

                   En 1953 volvió a Ministrar en Providencia, Agostadero, Portón y Tinajera, de 1954 a 1955 inició la Obra de la Iglesia de la Col. Ladrillera de Cd. Obregón, 1956 lo dedicó a Evangelizar en plazas, parques, terminales de transportes y visitación a la Iglesia Central de Cd. Obregón, de donde es miembro.

                   En 1957 a 1958, pastoreó la 1ra. Iglesia de Esperanza, Son., y el mismo año recibió sus primeras credenciales. En 1959, fue nombrado a San Luis Río Colorado, Son., en 1960 al Campo 5 Valle del Yaqui, y en ese mismo año fue enviado a la Iglesia de Guaymas de la Cantera hasta 1964. De 1964 a 1965 pastoreó Luis B. Sánchez, Sin.

                   En abril de 1965 pasó nuevamente al Campo 5 V. del Y, y atendió al mismo tiempo la misión que había en la Col. Ladrillera; fue cambiado en 1968 a la Col. Cortinas en Cd. Obregón, Son., en la cual para entonces ya se había construido el Templo en ese lugar con aproximadamente 108 miembros. De 1969 a 1970, pastoreó la Iglesia de Guasave, Sinaloa, pasando de allí desde 1971 a 1976 a la Iglesia de Culiacán, Sin. En 1977 regresó a la Col. Cortinas donde permaneció hasta junio de 1978, iniciando la evangelización del sur de Cd. Obregón, con la Obra de la Iglesia de Dios del Castillo.

                   De allí, recibió la Iglesia Central del Puerto de Mazatlán, Sin., la que estuvo ministrando por espacio de varios años en compañía de su esposa, hijos e hijas.

                   Actualmente a sus 83 años, nuestro Hno. Se encuentra imposibilitado para hablar o moverse, pero seguramente nunca se retractará de haber vivido un pasado glorioso lleno de dichas y aflicciones, donde siempre miró hacia adelante, alabando aun desde el fondo de su corazón, el precioso Nombre de Cristo Jesús.

Por Obed Castro