Make your own free website on Tripod.com
Revdo. Apolinar Castro Olivarría
"Un hombre apacible de férrea voluntad"
 Revdo. Apolinar Castro Olivarría

(1910-1996) 

El Hno. Castro nació un 15 de julio de 1910, en el pueblo de Río Chico, región comprendida entre Movas y la Dura, enclavados en la Sierra Sonorense de México. Siendo aún muy pequeño, sus padres le trajeron al entonces naciente Cajeme,estableciéndose en Esperanza, Son., donde vivió su niñez y adolescencia.
        Contrajo nupcias en el año de 1936 con nuestra Hna. Covita Castelo Muñoz, ya desaparecida, unión de la cual procrearon 12 hijos, de los cuales sobreviven 8 hasta el día de hoy: Enrique, Ruth, Apolinar Jr., Andrés, Rebeca, Francisca, Noé y Daniel.

        Siendo aún muy joven y un fiel devoto católico, buscaba más de Dios rogándole que le indicara cuál era la Verdad, ya que la vida que llevaba no le llenaba totalmente; el Señor no tardó muchos días en contestar su petición, llevándole a la pequeña misión de la que hoy es la grande congregación de la Iglesia Central de Cd. Obregón, cuando se vivían tiempos enque no se permitía abiertamente la propagación del Evangelio. Cuando el Hno. que ministraba hizo un llamado al altar, el Hno. Apolinar comenzó a llorar amargamente, en ese mismo instante, el Espíritu Santo con una voz Poderosa le dijo: ¡ ESTA ES LA GRAN VERDAD QUE TU BUSCABAS !; ése día fue un 21 de mayo de 1936, un día glorioso en el cual nuestro Hno. encontró la Verdad que tanto anhelaba: Nuestro Señor Jesucristo.

        Inmediatamente comenzó a Predicar, sirviendo al Señor desde Guarda-Templos hasta Supervisor Territorial, iniciándose formalmente el 20 de marzo de 1938 en la Iglesia Central de Cd. Obregón. Juntamente colaboró en la Obra con la Hna. María W. Atkinson y el Hno. fernando Gonzáles, llevando el mensaje de Cristo hasta el Sureste de México. Pastoreó desde 1937 las Iglesias de Plano Oriente, Esperanza y Central, las tres simultáneamente. Tuvo la dicha de ser el ministro que más años fungió como Supervisor Territorial en México desde junio de 1947, debido al gran cariño que supo cultivar y cuyo amor incondicional a la Obra de Dios hizo que vinieran cientos a los pies de Cristo. En 1950 fue enviado como Supervisor al Sureste en Tabasco, Méx.; de ahí, en febrero de 1951, al Territorio Noroeste en Cd. Obregón,  regresando de nuevo al Sureste en octubre de 1960; después en 1963, el Hno. Alejandro Portugal le envió al Territorio Norte con sede en Monterrey, Nuevo León.  Pastoreó las Iglesias de Dios Ladrillera, Central, Pueblo Yaqui; inició las misiones en las Cols. Cajeme y Matías Méndez, Mérida, Yuc., Frontera, Tab. y muchísimas otras más, las cuales vieron pasar a este hombre de convicción firme y carácter apacible.

        Incluso, mientras fungía como Supervisor de nuestro territorio (Noroeste México), decenas de jóvenes y hermanos le escribían desde diferentes partes, pidiendo un consejo sabio de un hombre a quién Dios le había dotado de inmensa sabiduría, a pesar de no haber sido un gran hombre de letras.  Desde 1980, nuestro Hno. Poli, como cariñosamente le llamaban, fue el Decano de los Ministros de la Iglesia de Dios en el mundo entero con la Credencial No. 5513, siguiéndole Pedro M. Cortéz (5968) y Octavio Loustaunau (6378).

        Hasta sus últimos días de vida terrenal, nuestro Hno. radicó en la Col. Plano Oriente de Cd. Obregón, Son., donde no se cansó de Predicar aún desde su silla de ruedas el Dulce Nombre de Jesús, emanando en todo momento el Fruto del Espíritu Santo y dando consejo sabio que su experiencia en Cristo le había dejado.

        Nuestro Hno. Poli partió rumbo a las moradas celestiales de nuestro señor, la noche del domingo 31 de marzo de 1996 rodeado de su seres queridos a quienes dejó sembrados la Preciosa Simiente, no sin antes decir: "Lo que he vivido, sí que lo he vivido para el Señor; y lo que vivo lo haré para Él".

Por Obed Castro.